19 jun. 2011

      "Carmen que nunca imaginó todo esto, se ahovilla, se retuerce y espera, como si se un mar se tratase, que pase la tormenta.
Quién nos iba a decir  que el final de todo amor era esto. Este pobre barco astillado, roto, sin causa alguna. Porque la vida nos ha traído hasta aquí estrellándonos con furia, para nada."