19 jun. 2011



Frente
al
mar.
Ningún deseo.
Nada. 





Vivo
en
la
misericordia
de
los
días. 





Déjala que se vaya.
Déjala.
Suelta
tu pena.





Duerme, duerme el espanto.
Acuna la muerte;
la rosa de la misericordia, 
del olvido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario