19 jun. 2011





Qué Asia, qué país, qué belleza...
Para ti,
en el centro de la rosa,
- hermosísima y solitaria rosa-,
esta incertidumbre de los días,
su delirio.
Cuando ya la muerte,
roja/rosa/sombra,
te persigue
buscándote
por los caminos de la sangre,
y la vida es equívoca:
tu corazón amarillo,
tu silencio...

No hay comentarios:

Publicar un comentario